sábado, 9 de abril de 2011

Alimentos de la “Nueva España”


El intercambio de productos alimenticios entre los españoles colonizadores y los indígenas mexicanos, creo la cocina mestiza, o sea la combinación de las aportaciones americanas, preparadas a la manera española; y de los ingredientes europeos (españoles), cocinados a la manera indígena. De ese modo surgió la cocina típica mexicana que, al igual que la nacionalidad, es fruto del mestizaje. La cocina mexicana se ha llegado a integrar con los pescados y animales mexicanos, las carnes de los animales traídos de España y sus colonias, las plantas y los frutos de ambos países, las salsas, los dulces y las bebidas.
De España llegaron: el arroz, avena, cebada, centeno, habas, garbanzo, lentejas, mijo, trigo; verduras y legumbres como: las acelgas,  alcachofa, apio,  borraja, col, coliflor, chícharo, espárrago, espinaca, nabo, perejil, rábano, pepino,  zanahoria.  El panorama se enriqueció con condimentos y especies: ajo, ajonjolí azafrán, canela, clavo de olor, jengibre, nuez moscada, hierbabuena; Animales: cabra, cerdo, conejo, gallina, liebre, oveja, bacalao, paloma, pato y vaca. También de España llego el pan, vino y la uva.
Si para los españoles fue una gran ventaja reconstruir su alimentación, para los indios los nuevos cultivos y animales resultaron un problema. Nuestros documentos consignan querellas legales, porque el ganado destruía las parcelas de maíz.  Además, se requirió mano de obra para los campos de españoles y los indígenas tuvieron que limitar la siembra de su grano básico.
Los viajes de Europa a mexico que hacían en convoy, y al dispersarse la noticia de la riqueza de America, tuvieron que ser resguardos por pataches y otras embarcaciones armadas.
De Nueva España salió: La plata, el oro, grana de carmín, el palo de Campeche,  cacao, algunas plantas medicinales: jalapa, caña fistula, tabaco y raíz de michoacan.


García Rivas, Heriberto (2009). Cocina hispánica mexicana. Mexico: Panorama.

3 comentarios: